Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2015

Ella

Imagen
Entonces, a tropezones, ella salió corriendo, con la mente cerrada a los gritos que le ordenaban volver, después de la cuarta  –¿o quinta?– pelea con él ese día.Llevaba la cabeza hecha un mar de confusiones, de ilusiones rotas, destrozadas a fuerza de golpes, de discusiones, pero con una idea fija: no quería volver a verle nunca más.Pero, ¿Acaso no le amaba todavía? ¿No esperaba con ansia el momento de verle entrar por la puerta de ese lugar al que llamaban hogar, por el que ambos habían luchado a brazo partido? ¿No pesaba todo ese amor en su decisión? Se detuvo de repente en medio de la noche, y sintió el delicado aliento de la obscuridad respirándole en la nuca. Por un momento vaciló. Súbitamente resintió todo el peso de su ciega huida –enceguecida por la sangre que manaba de su frente–, todo el peso de su vida perdida, y se negó a ser la única responsable de ella. Si había soportado todos esos años bajo esa absurda dominación fue por amor, y ahora, por ese mismo amor se liberaría d…